Servicio de Voluntariado Europeo en Camprovín

Servicio de Voluntariado Europeo en Camprovín

En el mes de agosto llegaron a Camprovín tres jóvenes dentro del Servicio de Voluntariado Europeo, João de Portugal, Sladja de Serbia y Alisa de Rusia. Los tres voluntarios estarán en Camprovín hasta mediados de noviembre realizando su trabajo de voluntariado en un proyecto que hemos denominado Pueblos Vivos.

Pensamos que el voluntariado europeo puede ser una experiencia importante y catalizadora, no sólo para el desarrollo personal del voluntario, también para el ayuntamiento y sobre todo para el municipio. El proyecto Pueblos Vivos /Living Villages tendrá en cuenta cuestiones como el medioambiente, la sostenibilidad, el desarrollo rural o el patrimonio histórico y cultural, permitiendo a los jóvenes desempeñar un papel activo en la comunidad, al mismo tiempo comprender su papel como ciudadanos locales, y también Europeos.

A continuación os dejo sus primeras impresiones:

João:

¡Ya llegué! Después de haber llegado a Madrid y después de haber cogido un autobús hasta Nájera en La Rioja, por fin, he visto los montes y valles que abrazan a Camprovín. Como llegué por la tarde, las montañas ya estaban vestidas de marrones viejos, rojos de tonos diferentes y naranjas-adobe, el pueblo se parecía más a una pintura y menos a algo concreto. Pasé los días siguientes explorando el pueblo y sus alrededores, tomando fotografías a todo aquello que veía y comiendo moras de las abundantes matas que crecen junto a las carreteras. Al mismo tiempo ayudaba a unos artistas que vinieron al pueblo a hacer pinturas. Me encanta aprender como dibujar y me divierto mucho viéndolos pintar; me quedo con mucha envidia por no saber hacer lo que ellos hacen pero con mover escaleras o coger pinceles y pintura me vale también y así paso mi tiempo. Me gusta que el pueblo se vea así, colorido, y que el arte sea una preocupación y motivo de aprecio para la comunidad. Supongo que este sea mi reporte de mi primera semana (¡¿ya pasó una semana?!) aquí en Camprovín (que antes yo llamaba “Campovrín”).

No será mi ultima entrada; como primera impresión me estoy divertido mucho. A pesar de que el ajuste de venir a vivir a un pueblo después de haber vivido en ciudades toda mi vida se haga sentir, por ahora estoy aprendido a vivir con más calma, me fijo en cosas que antes no veía y practico esta cosa new-age de mindfulness… y me gusta.

Sladja:

Cuando oí hablar del Servicio Voluntario Europeo el año pasado, inmediatamente me dije que tenía que ir a este programa de voluntariado. Terminé mis estudios y no sabía qué hacer después de estudiar, y decidí hacer SVE. Como tengo experiencia en voluntariado, inmediatamente empecé a buscar un proyecto en el que trabajar. He enviado correos a organizaciones en muchos países europeos por meses. Un día de abril de este año me aceptaron para ir a España a participar en un proyecto medioambiental. No podía creerlo y estaba muy contenta. Nunca quise renunciar a este proyecto porque sabía que tendría éxito en creer en mí misma.

El proyecto dura de agosto a noviembre, tres meses. Cuando se acercaba el mes de agosto, estaba más emocionada. Por primera vez voy a España y tomo un avión. Esta es una gran aventura para mí, y otra experiencia increíble. Sólo el viaje ya era emocionante, y puedes imaginar lo grande que es para mí en España. En Madrid, por primera vez andaba en metro y dormía en un albergue hermoso y muy decorado. Al día siguiente fui a Camprovín, a unos 350 km de Madrid. Camprovín es un lugar conocido por su buen vino, su comida es deliciosa que no puedo resistir. Conozco a gente cada día y exploro nuevos sitios históricos.
Aprender español es interesante, ya que es una cultura diferente a la serbia. Es
algo nuevo para mí, pero muy interesante.

Camprovin es un lugar donde se hace mucho para proteger el medio ambiente y donde los
jóvenes van a las ciudades en busca de una vida mejor. Camprovin se ha
convertido en un lugar turístico, es decir, como muchas personas visitan este lugar.

Aquí las montañas son muy grandes, lo cual es muy extraño para mí. La tierra es roja aquí, porque tiene mucho hierro, y por eso producen uvas y producen vinos muy sabrosos.

CONTINUARÁ …

 

When I heard about the European Volunteer Service last year, I immediately told myself that I had to go to this volunteer program. I finished my studies and I did not know what to do after studying and decided for this EVS program. Since I have experiences in volunteering, I immediately started looking for a project on which I would work. I´ve sent mails to organizations in many European countries for months. One day in April this year, I send e-mails from Spain to accept me to work on an environmental project. I could not believe it and I was very happy. I never wanted to give up on this project, no matter everything, because I knew I would succeed in believing in myself.

The project lasts from August to November or three months. As I was approaching the month of August, I was getting more excited. For the first time I go to Spain and the plane. This is a great adventure for me, and another unbelievable experience. Only the trip was already exciting, and can you imagine how great it is to me in Spain. In Madrid, for the first time I was driving a metro and slept in a hostel that looked beautiful and very decorated. The next day I went to Camprovín, about 350 km away from Madrid. Camprovin is a place known for its good wine, and its food is delicious that I can not resist it. I meet people every day and explore new historical sites.

Learning Spanish is interesting, as is their culture that is normally different from Serbian. 
something new for me, but very interesting. Camprovin is a place where much is done to protect the environment and where young people go to cities in search of a better life. It is also that Camprovin has become a tourist attraction, that is, as many people visit this place. Here the mountains are very huge, which is very strange for me.

The earth is red here, because it´s a lot of iron, and because of this, they produce grapes and produce very tasty wines.

TO BE CONTINUED …

Kada sam prošle godine čula za Evropski Volonterski Servis odmah sam rekla sebi da moram da
idem na ovaj volonterski program. Završila sam studije i nisam znala šta da radim posle studija i
odlučila se za ovaj EVS program. Sa obzirom da imam iskustva u volontiranju odmah sam
krenula u potrazi za projektom na kojem bih radila. Slala sam mejlove organizacijama u mnogim
evropskim zemljama mesecima. Jednog dana u aprilu ove godine mi stigne e-mail iz Španije da
me oni prihvataju da radim na projektu zaštite životne sredine. Nisam mogla da verujem i bila
sam jako presrećna. Nikad nisam htela da odustanem od ovog projekta bez obzira na sve, jer sam
znala da ću uspeti u ovome i verovala sam u sebe.

Projekat traje od avgusta do novembra, odnosno tri meseca. Kako se približavao mesec avgust,
bila sam sve uzbuđenija. Prvi put idem u Španiju i to avionom. To je za mene velika avantura i
još jedno nedoživljeno iskustvo. Samo putovanje je već bilo uzbudljivo, a možete li zamisliti
kako mi je tek u Španiji super. U Madridu sam se prvi put vozila metroom i spavala sam u
jednom hostelu koji je prelepo izgledao i veoma uređen. Sledećeg dana sam krenula za
Camprovin koji je oko 350 km udaljen od Madrida. Camprovin je mesto koje je poznato po
dobrom vinu, a hrana im je ukusna da ne mogu da joj odolim. Svakog dana upoznajem ljude i
istraživam nove istorijske znamenitosti. Učenje španskog jezika je zanimljivo, kao i njihova
kultura koja se normalno razlikuje od srpske. To je za mene nešto novo, ali veoma interesantno.

Camprovin je mesto gde se mnogo radi na zaštiti životne sredine i gde mladi ljudi odlaze u
gradove u potrazi za boljim životom. Takođe se radi na tome da Camprovin postane turistička
atrakcija, odnosno da što više ljudi poseti ovo mesto. Ovde su planine jako ogromne što je za
mene vrlo čudno. Zemlja je ovde crvene boje, jer je puna gvožđa i zato im grožđe rodi i prave
jako ukusna vina.

NASTAVIĆE SE…

Alisa:

Día 1. Vine a Bilbao y de Bilbao fui a Haro, donde 2 hombres de Camprovin me esperaban. Me encontraron muy agradable y me llevaron hasta Camprovin. Este camino tomó aproximadamente 30 minutos. Hablábamos sobre la música, naturaleza y vino. Cuando vinimos a nuestro destino, encontramos a mucha gente fuera. Todos ellos eran realmente agradables y hospitalarios. Entonces llegué a conocer a los otros dos voluntarios, quienes me mostraron el lugar donde vivimos. Esta noche teníamos una cena, que estaba realmente bien, toda la gente allí era amable.

Día 2. Teníamos pensado hacer un master class con niños, pero debido a la lluvia se anuló. Por tanto sólo anduvimos, miramos todo los graffities y hablamos del pueblo. Visitamos la galería, hablamos del arte, simplemente pasé un buen tiempo mientras llovía.

Día 3 y Día 4. Teníamos libre, por tanto hicimos lo que quisimos. Estudiamos español, hablamos etcétera. Durante el Día 4 fuimos con el equipo a Nájera y tuvimos algunas aventuras allí.

Día 5. Teníamos un día laborable, nos hemos encontrado por la mañana y hemos comenzado a planear nuestros siguientes pasos. Hicimos brainstorming y hablamos de muchas ideas interesantes. Comimos con Arturo y sus amigos. Todos ellos fueron muy  amistosos y hospitalarios. Tuvimos muchas conversaciones interesantes sobre historia, cultura y comida. ¡El almuerzo era asombroso!

Day 1. I came to Bilbao and from Bilbao I went to Haro, where 2 men from Camprovín were waiting for me. They met me very nice and picked me up to Camprovin. This road took about 30 minutes. We were speaking about music, nature and vine. When we came to our destination, we’ve met a lot of people outside. All of them were really nice and hospitable. Then I got to know with two other voluntaries, who showed me the place where we are living. Tonight we had a dinner, which was really good, all the people there were friendly.

Day 2. It was supposed that we will make a master class with children, but because of the rain it was canceled. So we just walked, looked all the graffities and talked about the village. We visited gallery, discussed the art and just spend good time while it was raining.

Day 3 and Day 4. We had a holidays, so we did what we wanted. We studied Spanish, talked and so on. On the Day 4 we went with the team to Najera and had some adventures there.

Day 5. We had a work day, we’ve met at the morning and started to plan our next steps. We had a brain storm and made up lots of interesting ideas. The lunch we spend with Arturo and his friends. They all were so friendly and hospitable. We had lots of interesting conversations about history, culture and food. The lunch was amazing!

 

 

 

Add Comment