Pastos

← Volver al ecomuseo

El recuerdo vecinal, nos cuenta cómo a lo largo de las últimas décadas el campo, ha cambiado sustancialmente. Donde antes todo eran cultivos y casi todo, zonas pastizables hoy, la mayor parte de esos campos están baldíos, llecos y apenas pastan algunas vacas de ganaderías de los pueblos colindantes.

TIPOS SEGÚN ZONA

La tipología de pastos variaba en función de la zona. Las ovejas solían pastar por las zonas de cultivo de cereal, especialmente cuando estaban en barbecho.

La rastrojera, los restos que quedaban después de cultivar el cereal, servía de pasto para las ovejas. 

La oveja por donde anda la reja y el carnero por donde anda el carbonero.

LA MOJADA

Como había varias ganaderías y todas podían pastar en zona de cultivo, incluso en las viñas cuando estas estaban dormidas, los vecinos de Camprovín se ingeniaron un sistema de aviso para cuando llovía mucho y la tierra estaba muy mojada.

Lo llamaban precisamente "la Mojada".

¿POR QUÉ NOS LLAMAN ABUBIBLLOS/AS?

La razón está conectada precisamente con un litigio que tuvo lugar en el siglo XVIII entre Arenzana de Abajo y Camprovín en torno a la propiedad de unos terrenos y el derecho sus pastos.

La transmisión oral transmitida entorno a este litigio nos cuenta que, se encontraron pastores de ambas localidades en esos campos limítrofes entre ambas localidades. Disputaban por el derecho a pastar de sus ovejas en dicho territorio. Que sí era jurisdicción de Camprovín que si era de Arenzana de Abajo. En estas estaban cuando una hermosa abubilla sobrevolaba el lugar, se paraba y parecía escuchar y volvía a sobrevolar por encima de los enfadados pastores. Un grupo de pastores, de aquí y de allá emprendieron carrera para atrapar a la abubilla. La cazaron los de Arenzana, fueron más veloces, tenían las piernas mas largas, eran unos “zancarrones”.

Los de Camprovín les propusieron un trato: para vosotros o para vuestras ovejas estos pastos, vosotros veréis; sí a cambio, la abubilla nos dais. Los de Arenzana de los otros se rieron y decían: "estos ignorantes que por un pájaro maloliente nos dan estos pastos, son unos abubillos". Los de Camprovín, mas contentos que un chupín con su pájaro al pueblo retornaron y contaron: “Los de Arenzana son, tan solo unos zancarrones, nos cambian pastos por belleza”

Así, más o menos, debió suceder y así nos lo contaron.

Rutas cercanas

La Ruta Campus Pro Vinae, que recorre los viñedos de Camprovín pasa por esta choza, por lo que se puede convertir además de en un refugio para los/las labradores/as, en un refugio para las y los senderistas.

SIGUE EXPLORANDO