Montes de Camprovín

← Volver al ecomuseo
Inicio|Entornos|Montes de Camprovín

Cuando pensamos en La Rioja siempre nos viene a la mente la uva, esa tradición vitivinícola tan característica de la región, pero no podemos quedarnos sólo con ello. Y lo mismo sucede en Camprovín, un entorno marcado por la vid y por una gran biodiversidad de flora.

Se puede decir que la flora de Camprovín es la típica del Valle del Najerilla, enriquecida con alguna especie local de estos lugares.

En los montes de Camprovín tenemos quejigares (Quercus faginea)  y encinares (Quercus ilex) y, según ascendemos en altura, hay pinares de pino silvestre (Pinus sylvestris) y por último tenemos hayedos (Fagus sylvatica) en la parte más alta. En estos ecosistemas hay ardillas (Sciurusvulgaris), corzos (Capreolus capreolus), jabalís (Sus scrofa)… etc.  Entre las aves encontramos al petirrojo europeo (Erithacus rubecula), carbonero común (Parus major), pinzón vulgar (Fringilia coelebs)…

MONTE DE UTILIDAD PÚBLICA

El monte “Sasco Sacho y Valderraso” aparece en el Catálogo de Montes Públicos exceptuados de la Desamortización de 1862 con el referido nombre y una cabida de 576 hectáreas de haya. Sin embargo, en los sucesivos catálogos de Montes de Utilidad Publica desaparece hasta que aparece de nuevo en el Catalogo de Montes de Utilidad Publica de 1977 con su nombre actual y una superficie de 442,33 hectáreas.

En 1997 el monte “Sasco Sancho y Valderraso” se amplía con el monte de “Vacileja” que ya era propiedad del Ayuntamiento de Camprovín hasta las 543,57 hectáreas actuales. Pertenencia: El monte, en su totalidad, pertenece al Ayuntamiento de Camprovín y figura en el Catálogo de Montes de Utilidad Publica de la Comunidad Autónoma de la Rioja con el numero 33.

 

Un vecino de Camprovín nos relata como se ha conservado el monte a lo largo de los años y quién y cómo se ha gestionado.

Camprovín cuenta con más de 500 hectáreas de monte.

BOSQUES AUTÓCTONOS

La vegetación arbórea y autóctona del monte está formada fundamentalmente por encinas, robles, hayas. También aparecen sotobosques de enebros, brezos y espinos complementados con algún pastizal. De estos bosques se extrajo la mayor parte de madera para la construcción de las edificaciones tradicionales (vigas de roble) y también para uso combustible para calentar los hogares.

CULTIVOS FORESTALES

Adentrándonos por el monte encontraremos una gran cantidad de pinos. Esta especie no es autóctona, ya que durante las décadas de los cuarenta y cincuenta el Patrimonio Forestal del Estado fue el encargado de plantar dichos árboles, donde había otras especies autóctonas o simplemente, pastos.

No podemos dejar de mencionar otro cultivo forestal como es el chopo. Este árbol predomina en la ribera del Najerilla, pero también lo podemos encontrar en los barrancos y afluentes del mismo (Barranco de Zangarrán, río Soto, San Vicente, etc.).

Rutas cercanas

RUTA CERCANA, SENDA DE LA NEVERA

La primera parte del camino discurre entre un bosque de robles y enebros. Cuando llegamos a la parte más alta, los robles se mezclan con los pinos para continuar por el cerro, dejando las encinas a la izquierda y los robles a la derecha. Por el camino encontramos huecos o pozos de antiguos neveros, que servían para almacenar el hielo que luego se utilizaría para conservar los alimentos o con fines medicinales.

Puedes visitar los neveros  de Camprovín siguiendo La Senda de las Neveras.

SIGUE EXPLORANDO

2021-08-22T18:08:47+02:00

Elaboración de comida

Los conocimientos y prácticas culinarias que se han adquirido en las cocinas de Camprovín son parte fundamental de la herencia transmitida de generación en generación.